Obesidad infantil: ¿Conoces el ICT de tu hijo?

Mientras en el mundo mueren más de 10.000 niños de hambre cada día, en nuestra sociedad "desarrollada" la obesidad se ha convertido en una epidemia que causa problemas de salud tan graves como enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, diabetes, hipertensión, arterioesclerosis, dislipemia, trastornos del aparato locomotor e incluso se relaciona con algunos tipos de cáncer como los de mama, endometrio, colon, riñón y esófago.

Esta situación, preocupante en la población adulta, lo es aún más entre niños y adolescentes. Actualmente, la obesidad infantil es un importante problema de salud pública  que crece alarmantemente.


La medida más conocida para determinar el grado de obesidad de una persona es el Indice de Masa Corporal (IMC) que relaciona el peso con la altura. Sin embargo, ya vimos en este artículo que era más apropiado utilizar el Índice Cintura - Cadera (ICC) porque daba una idea más exacta de la distribución de la grasa en el organismo y del consecuente riesgo cardiovascular. Hoy veremos cómo, para el caso de los niños y adolescentes, existe otro índice más útil: el Índice Cintura - Talla (ICT).

Problemas que puede causar la obesidad infantil


Actualmente, para medir la distribución de la grasa corporal existen avanzadas técnicas de imagen como la tomografía axial, la resonancia magnética, la absorciometría dual de rayos X y la absorciometría dual de doble fotón. Son métodos directos y exactos, pero muy caros para la práctica clínica diaria.

Por otra parte, métodos tradicionales como la medida de pliegues subcutáneos suelen resultar lentos y engorrosos para el médico en su consulta. Por ello, se buscan índices que, de forma más sencilla, correlacionen la cantidad de grasa corporal con medidas corporales de obtención fácil y económica.

Normalmente, el perímetro de la cintura no era una medida que tomara el pediatra rutinariamente cuando acudíamos con nuestro hijo a revisión. Sin embargo, el incremento de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad entre la población infantil y el haber demostrado que dicha medida se correlaciona significativamente con el Índice de Masa Corporal y con la proporción de grasa del organismo, ha hecho que se empiece a utilizar cada vez más. La ventaja del Indice Cintura-Talla frente al IMC es que en el segundo necesitamos estándares de referencia para cada edad, mientras el valor del ICT saludable permanece constante.

Como es lógico, al ir creciendo el niño, va aumentando tanto el perímetro de su cintura como su estatura  y se ha observado que la relación cintura/talla se mantiene estable si el desarrollo está siendo el correcto. Así, se han establecido los siguientes valores de corte para el diagnóstico del sobrepeso y obesidad en la etapa infantil:
Fuente: EUFIC

Niños:
  • Sobrepeso si ICT mayor de 0.48
  • Obesidad si ICT mayor de 0.51
Niñas:
  • Sobrepeso si ICT mayor de 0.47
  • Obesidad si ICT mayor de 0.50
Siendo

ICT=Perímetro cintura (cm)/Estatura (cm)

Según los investigadores, este índice es un método de diagnóstico válido porque los resultados de adiposidad relativa obtenidos con él concuerdan con los que se obtienen con ecuaciones más clásicas basadas en las medidas de los pliegues adiposos subcutáneos. Tanto es así, que es el método estándar aconsejado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

Según la Organización Mundial de la Salud, España es uno de los países de la Unión Europea con mayor tasa de sobrepeso y obesidad infantil y juvenil: de un 15% en los 80 y un 20% en los 90, hemos pasado a que un 33% de la población entre 5 y 17 años presente sobrepeso (obesidad incluida; datos de SEEDO). Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de estos chicos seguirá teniendo exceso de peso en la edad adulta y que, a pesar de los programas y estrategias preventivas puestas en marcha desde las instituciones, es fundamental el papel de la familia, ya que se ha visto que el porcentaje de obesos es mayor entre los niños que comen en casa y entre los que no desayunan Además, se ha comprobado que la disminución  de las horas de sueño también tiene  mucho que ver con el aumento de peso.

Por tanto, empecemos a inculcar hábitos saludables a nuestros hijos desde pequeños que les acompañen toda la vida, haciendo que disfruten más de ella. Pero tampoco está de más que también les enseñemos  que para otros niños  (a veces no tan lejos de casa) el problema no es dejar de comer "comida basura", sino encontrar algo para comer entre nuestra  basura, porque si la comida sana alimenta el cuerpo, el  ayudar a otros niños en la medida en que puedan les alimentará el espíritu, y esto es también fuente de salud.




2 comentarios :

Anónimo dijo...

Una preguta para quedar bien informado:
Si en una bolsa con 31.8g dice:
Calorias 140. Calorias grasas 30
% valor diario
Grasa total 3.5g. 5%
La pregunta es ¿El valor diario de grasa de 5% (3.5g) es por todo el paquete o solo por los 3.5 gramos de la porcion?

Cristina Abad dijo...

Hola, no me queda muy claro porque en la etiqueta debe decirte si los valores que te dan son por 100 g o por ración y, en este último caso, de cuántos gramos consideran que es la ración para que puedas hacer tus cálculos.

Si se trata de aperitivos fritos, seguro que te están hablando por ración, porque 140 kcal es muy poco para 100 g.

Espero tu respuesta
UN saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...