Doce errores típicos cuando queremos adelgazar (II)

En el post anterior ya vimos 6 de los errores  que más comúnmente cometemos al intentar adelgazar, al menos según mi experiencia en consulta. Pero aún quedan muchos y, al menos, debemos comentar los otros seis que promete el título del artículo ¿verdad?.
Pues, vamos allá...

Seguro que estas frases que reproduzco a continuación te son conocidas, incluso puede que tú mismo defiendas algunas de ellas (hasta hoy, espero) porque son creencias bastante arraigadas y que, a base de repetirlas, escucharlas, escribirlas y leerlas, han adquirido visos de veracidad que no merecen.

    Un exceso de frutas también nos hace engordar
  • "Cuando tengo sed, bebo zumos de frutas naturales...¡eso no puede ser malo!" o "En lugar de la fruta entera que me mandas, me tomo un vaso de zumo "sin azúcar"". Tenéis razón, los zumos de frutas no tienen nada de malo, al contrario; pero si queremos adelgazar, hay que tener en cuenta que nos estamos tomando en un vaso (y en un momento) prácticamente toda la fruta que debíamos tomar en el día (unas tres piezas) y además sin la fibra, es decir, que ingerimos una gran cantidad de azúcar fácilmente asimilable que pasa rápidamente a la sangre. Es mucho más positivo para nuestra dieta tomar estas tres piezas de fruta repartidas a lo largo del día y, a ser posible, con su piel. En cuanto  a los zumos envasados "sin azúcar añadida", ten en cuenta que siguen teniendo la fructosa de la fruta, no son en absoluto  productos sin azúcar.
  • "No necesito una dieta, sólo tengo que eliminar grasa de la barriga y voy a hacer abdominales". Es duro, pero cierto: los abdominales no eliminan grasa de la barriga, lo que hacen es tonificar la musculatura de la zona. Aunque esto por supuesto es muy positivo, no conseguirá acabar con ese odioso "flotador". Tampoco podemos pretender que al empezar un régimen se elimine grasa sólo de la zona que elijamos; el cuerpo va movilizando grasas en conjunto y se irá produciendo una pérdida de volumen proporcional a la situación inicial.
    Si abusas de productos light arruinarás tu dieta
  • "Debería estar delgada, sólo como productos light: galletas diet, helado 0%,..." Los productos light, aún estando pensados para ser de ayuda, han resultado contraproducentes en muchas dietas de adelgazamiento. ¿Por qué? Pues porque tenemos asimilada la creencia de que un producto diet o light es prácticamente como tomar agua y la mayoría de las veces acabamos consumiendo más calorías que si eligiéramos el producto convencional y pusiéramos atención a las cantidades. Ya sabemos la diferencia entre diet y light y que una galleta diet puede tener menos azúcar que la no diet pero más grasas y un helado 0%...¿en qué es 0% realmente? Recordémoslo de nuevo: ¡hay que leer las etiquetas!
  • "No bebo casi agua porque tengo tendencia a retener líquidos". A no ser que nuestro médico nos aconseje lo contrario y aunque suene extraño, la mejor forma de eliminar líquidos es beber más agua. Ocurre como con la comida, si el cuerpo se encuentra siempre cerca de la deshidratación, tenderá a acumular reservas de agua. Si se te hinchan las piernas por acumulación de líquido, debes tener en cuenta que mucha de la culpa la tiene esa curiosa ley de la gravedad; si no te mueves, no caminas o pasas mucho tiempo sentado, los líquidos bajarán por su propio peso a las extremidades inferiores y es el movimiento muscular de las piernas lo que lo ayuda a remontar. Tambíén hay que vigilar, como ya sabemos, el consumo de sal para paliar la retención de líquidos.
    ¿Crees que el pan integral no engorda?
  • "Tomo pan en todas las comidas, pero es integral" "Yo no como la miga, que es lo que más engorda" o "El pan lo tuesto para que engorde menos". El pan integral tiene prácticamente las mismas calorías que el normal, la ventaja es que nos aporta fibras que harán que el azúcar pase a sangre de una forma más gradual, lo cual es positivo. En cuanto a la miga, aporta lo mismo que la corteza  y, por último, un pan tostado sólo ha perdido agua... Es curioso que cuanto más apetecible es un alimento para nosotros, más mitos aparecen a su alrededor para excusar su consumo excesivo ¿verdad?
  • "El cerebro se alimenta de glucosa, no puedo dejar el azúcar". Es la excusa de muchos cuando les comento que vamos a reducir los azúcares de la dieta. Vamos a ver una cosa, la glucosa que necesita el cerebro para su funcionamiento no tiene que ser ingerida como tal, ya que todos los carbohidratos que consumimos se metabolizan hasta dar azúcares simples, entre ellos la glucosa. Esto quiere decir que, aunque no tomemos azúcar como tal (sacarosa = glucosa + fructosa) y ni siquiera harinas, los hidratos de carbono de las frutas, las verduras y los lácteos van a darnos la glucosa suficiente para el perfecto funcionamiento de nuestro cerebro

La dieta debe ser variada y completa para alimentar el cerebro


Seguro que se te ocurren muchas más dudas que puede  que ya hayas resuelto o no...¿las compartes con nosotros? 

2 comentarios :

Tatiana Glez dijo...

Teorias sobre el momento de consumir la fruta:que si entre comidas, o antes de las comidas principales, nunca como postre y nunca en la cena. Si dicen que hay que consumir 5 piezas de frutas y verduras, ¿cuál es la mejor opción?

Cristina Abad dijo...

Hola Tatiana,

Por la experiencia en consulta y los estudios que he leído al respecto, creo que no tienen sentido la mayoría de las teorías sobre cuándo hay que comer la fruta. La que más se oye es que nunca hay que tomarla después de la comida y esto únicamente estaría justificado si notas que te dificulta la digestión. Esto le ocurre a algunas personas sobre todo con frutas como el melón y la sandía; sin embargo hay otras como la papaya y la piña que aportan enzimas digestivas y por tanto se aconsejan como postre en caso de digestiones pesadas.
Por la noche, aconsejo no tomarlas en las dietas de adelgazamiento por lo que ya hemos comentado de no tomar más azúcares, solo por eso...
En cuanto a las raciones de frutas y verduras, si tomas unas 3 frutas al día (desayuno, media mañana y postre del almuerzo o merienda) las otras dos serían de ensalada o verdura cocinada en almuerzo y cena. Yo a veces cambio la fruta de media mañana por un tomate y una zanahoria, por ejemplo; así tomo 3 de verdura y dos de fruta.

Espero habértelo aclarado ;)

Un saludo
Cris Abad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...