Sé más feliz, come Mood Food


En estos tiempos en que se está adueñando de nosotros un pesimismo generalizado, hay que aprovechar cualquier circunstancia que nos ayude a mejorar los ánimos y he aquí que la alimentación puede sernos de ayuda.

El Mood Food (“alimentos del humor”) es una tendencia gastronómica que nació en Japón  y  pretende aumentar  nuestra felicidad y bienestar mediante una buena elección de la comida, sin dejar nunca de lado la salud.


EL movimiento Mood Food ha adquirido gran arraigo en Estados Unidos y defiende que la alimentación puede ser un medio para lograr la felicidad si se escogen los ingredientes adecuados. Para ello, aconseja incluir en la dieta diaria aquellos nutrientes que, según se ha demostrado científicamente, aumentan la secreción de endorfinas y/o mantienen elevados los niveles de serotonina, con lo que mejoran nuestro estado de ánimo.

El cuerpo humano produce serotonina y endorfinas por sí mismo, relacionándose un incremento de esta producción con situaciones placenteras como un masaje, ejercicio moderado, reír, bailar, disfrutar de un hobby, unos minutos de relajación,… Pero, además, la secreción natural de estas sustancias se puede ver estimulada si elegimos convenientemente los nutrientes que incluimos en nuestra dieta.
Entre estos nutrientes, destaca el aminoácido triptófano, precursor de la serotonina. Este aminoácido sólo puede ser asimilado correctamente si se combina con hidratos de carbono, que deben ser de absorción lenta según el movimiento Mood Food, pues los de rápida absorción producirían picos de glucosa que irían seguidos de descargas masivas de insulina encargadas de eliminar el azúcar de la sangre y esta situación de inestabilidad no lograría el efecto deseado sobre el estado de ánimo.
Otros nutrientes esenciales para el Mood Food son los minerales como selenio, magnesio, hierro, fósforo, litio y zinc, vitamina C y vitaminas del grupo B, tirosinaácido fólico, teobromina y ácidos grasos omega 3.
Pero, vayamos a lo práctico, veamos una lista de 12 alimentos que nos pueden alegrar un poco la vida:
  1. Pescado azul, como sardina y salmón, extraordinario aporte de ácidos grasos omega 3
  2. Pollo y pavo, que son fuente importante de selenio y del aminoácido tirosina.
  3. Plátano, por su contenido en triptófano y vitamina B6
  4. Cítricos, aportan vitamina C, esencial para la fabricación de dopamina y adrenalina
  5. Cereales integrales, ricos en vitaminas del grupo B e hidratos de carbono de absorción lenta que permitirán la correcta asimilación del triptófano para producir serotonina.
  6. Espinacas, por contener ácido fólico
  7. Leche y productos lácteos, un vaso de leche a la hora de dormir nos relaja por su contenido en triptófano
  8. Almendras, fuente de triptófano y minerales
  9. Nueces, ricas en selenio, aportan energía calmando a la vez la ansiedad.
  10. Semillas de lino, una pequeña cantidad al día (bastan unas 6 semillas) ejercen un efecto beneficioso debido al triptófano y los ácidos grasos omega 3
  11. Levadura de cerveza, nos aporta vitaminas del grupo B
  12. Y…¡el chocolate!, cuyo contenido en teobromina actúa como estimulante a la vez que su consumo induce la segregación de triptófano, precursor de la serotonina, proporcionando sensación de tranquilidad y felicidad. Además, el chocolate es rico en magnesio, cuya deficiencia en el organismo de la mujer ha sido relacionada por los investigadores con los síntomas del síndrome premenstrual.
Por si esto fuera poco, el que consideremos adictivo al chocolate tiene su fundamento, ya que  Investigadores del Instituto de Neurociencias de San Diego (California) han analizado el contenido de varias marcas de chocolate y en todas han encontrado una sustancia similar químicamente a la anandamida, que es uno de los ingredientes activos de la marihuana. Pero… ¡que no cunda el pánico!, estos descubrimientos no llevarán a la prohibición del chocolate ya que, según los experimentos realizados, la función en el cerebro de la anandamida del cannabis es muy distinta de la de la sustancia similar procedente del chocolate, aunque confirman que ambas inducen una sensación de placer.
Eso sí, el chocolate verdaderamente saludable es el negro, preferiblemente con un 70% mínimo de cacao ya que el chocolate negro tiene aproximadamente una concentración de teobromina de un 1.5%, es decir, diez veces más que el chocolate con leche. Además el chocolate negro aporta más fibra pero menos colesterol e incluso distintos estudios han demostrado que su sabor amargo ayuda a disminuir las ganas de comer, mientras que el exceso de azúcares del chocolate con leche produce los temidos picos de insulina que hacen que volvamos a sentir hambre al poco tiempo de haberlo comido. Por eso es más difícil parar de comer chocolate con leche que chocolate negro… y, aunque estemos a dieta, un poco de chocolate negro después de la comida nos hace finalizarla de forma mucho más satisfactoria.

Y, si podemos sentirnos un poco más felices cambiando lo que comemos, … ¿a qué esperas para incluir los Mood Food en tu dieta?


4 comentarios :

vmrg dijo...

Cristina, muy interesante tú artículo, voy a poner en práctica la alimentación "Mood Food" que propones, esta noche mismo me "jarto" a beber cerveza, que necesito un aporte importante de levadura.

No se cómo se lo va a pasar la levadura, pero yo si voy a sonreír un rato.

Cristina Abad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristina Abad dijo...

Bueno, vmrg,la cerveza tiene muchas propiedades nutritivas y entre ellas está aportar vitaminas del grupo B, que favorecen el buen estado de ánimo y el equilibrio mental, así que es una buena elección. Eso sí...mi consejo es que no te "jartes" ;)
Un saludo

Anónimo dijo...

Muy interesante... y tb el de la leche tan "demonizada" ...como siemore, gracias por tus aportaciones, Cristina!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...