viernes, 10 de mayo de 2013

Lupus y nutrición


Mucha gente sigue considerando al lupus una enfermedad grave de evolución fatal sin tratamiento eficaz y, aunque sigue siendo cierto que presenta una alta morbimortalidad, los pronósticos han mejorado mucho en los últimos 25 años: se ha pasado de una supervivencia del 50% a los 5 años de diagnóstico  al 90% a los 20 años de diagnóstico. Hoy, Día Mundial del Lupus queremos dar ánimos a todos los enfermos deseando que cada día sean más los que puedan llevar una vida absolutamente normal.

¿Qué deberían saber los enfermos de lupus sobre su alimentación?


El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es, hoy por hoy, una enfermedad incurable del sistema inmunitario por la cual el mecanismo de defensa de nuestro organismo comienza a atacarse a sí mismo descargando al torrente sanguíneo un exceso de anticuerpos  que causan inflamación y dañan las articulaciones, los músculos y otros órganos.
Fuente: Instituto Ferrán de Reumatología



Es una enfermedad poco frecuente que se suele presentar entre los 17 y 35 años desencadenada por factores tan diversos como el inicio de la pubertad, dar a luz, una infección vírica, la exposición solar, ... y es 9 veces más frecuente en mujeres que en hombres.

El enfermo de lupus necesita conocer y adaptarse al ritmo de su enfermedad y a los efectos de la medicación pautada (inmunosupresores, antiinflamatorios no esteroideos, corticoesteroides, antipalúdicos,...), ya que existe gran variabilidad en cuanto a intensidad de los síntomas, respuesta al tratamiento, efectos secundarios, etc. En la medida en que el enfermo logre esta adaptación, su calidad de vida mejorará considerablemente.

Además de recomendaciones como aumentar el descanso para paliar la fatiga que acompaña a la enfermedad, disminuir el nivel de actividad diario y el estrés, y evitar la exposición solar directa, desde el punto de vista nutricional, y aunque no existe una dieta específica para el lupus,se pueden dar los siguientes consejos:


  • Al tratarse de una enfermedad autoinmune es importante no tomar suplementos que potencien el sistema inmunitario, ya que ayudaríamos al que se ha convertido en el "enemigo" de nuestro propio organismo. Consulta siempre a tu médico antes de introducir en la dieta suplementos nutricionales; no por ser naturales tienen por qué beneficiarnos.
  • Disminuye el consumo de sal y de grasas saturadas: los corticoesteroides pueden elevar la presión arterial y los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, por lo que es importante disminuir el consumo de grasas saturadas , colesterol y sal para no potenciar estos problemas cardiovasculares.
  • Otra razón para disminuir el consumo de sal es paliar en lo posible la  retención de líquidos, con el consiguiente edema, que se presenta frecuentemente como efecto secundario de la medicación. Nunca recurras a los diuréticos (ni siquiera naturales) sin consultar a tu médico; ten en cuenta que el lupus afecta a diferentes órganos, entre ellos los riñones, con lo que la mejor medida no  sería sobrecargarlos de trabajo ¿verdad?
  • Incluye en tu dieta pescado azul (atún, caballa, sardina, salmón,...) porque, como ya vimos aquí, el pescado azul, gracias a su contenido en omega 3, nos va a ofrecer dos grandes beneficios: por una parte mejorará el nivel de lípidos en sangre y por otra actuará como antiinflamatorio natural, lo cual repercutirá de forma muy positiva en la calidad de vida  del enfermo de lupus.
  • Los corticoesteroides también pueden producir osteoporosis, por lo que tendremos que contrarrestar este efecto secundario no descuidando nuestra ingesta diaria de alimentos ricos en calcio y vitamina D. No olvides incluir en la dieta vegetales de hoja verde (espinacas, brócoli, col verde,...), almendras, avellanas, higos secos y, por supuesto, productos lácteos. No quiero dejar de mencionar aquí a las sardinas en aceite de oliva que, además de aportarnos omega 3 y oleico, si las consumimos completas con la raspa, se convierten en una estupenda fuente de calcio. 
    Otro aspecto a considerar son los estudios que apuntan a un efecto perjudicial del ácido fosfórico que contienen los refrescos de cola sobre nuestros huesos (si quieres saber más sigue este enlace), por lo que no estaría de más prescindir de estas bebidas, por otra parte totalmente superfluas en nuestra dieta.
  • Por lo general, no se prohíbe el consumo de alcohol a los enfermos de lupus, a no ser que tomes la talidomida como inmunosupresor o tengas problemas en el hígado. De todas formas es bueno moderar su consumo y, si es necesario, evitarlo ya que potencia los efectos nocivos sobre el estómago de los antiinflamatorios no esteroideos. Como siempre, preguntad a vuestro médico.
  • Se recomienda a los enfermos de lupus no consumir germen de alfalfa  ya que se ha demostrado que su alto contenido en el aminoácido no proteico L-canavanina (contenido en los brotes y semillas pero no en las hojas) puede producir la reactivación de la enfermedad.
  • Existen estudios sobre soja y lupus que defienden que la actividad estrogénica atribuida a sus isoflavonas podría empeorar la clínica de la enfermedad. Las investigaciones que existen se han hecho suministrando grandes cantidades de soja a ratones (extrapolándolo a humanos sólo se conseguirían esas dosis con suplementos de soja) y hay que tener en cuenta que aún no existen resultados definitivos.
  • El ajo es un alimento que se suele desaconsejar a los enfermos de lupus basándose en las investigaciones que han llegado a la conclusión de que algunas de las sustancias que contiene como la alicina y los tiosulfinatos pueden reactivar el sistema inmune y empeorar la enfermedad. En general el consumo como condimento en las comidas no presenta problemas, pero se desaconseja su consumo en forma de suplemento (perlas de ajo, ...).
Como ves, si tienes lupus lo más importante es que sigas siempre los consejos de tu médico y que no te automediques (ni siquiera con "medicina natural"), consultándole cualquier duda que te surja. Toma una alimentación sana, descansa lo suficiente y encara la vida de manera positiva: el optimismo sí que es una "medicina" que no hace mal a nadie y con la que no existe peligro de sobredosis...¡abusa!


Más información en http://www.felupus.org/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...